Beneficios

Más sano y nutritivo con menos calorías (100% natural)

El sistema de cocción por concentración y bajas temperaturas respeta y resalta la calidad organoléptica (sabor, aroma, color, textura) y nutricional (proteínas, vitaminas, oligoelementos, sales, minerales y grasas que no se transforman) de los alimentos, ya que conservan todas las sustancias volátiles (componentes aromáticos) e hidrosolubles dentro del alimento. Y al ser cocinados en su temperatura justa conservamos las mejores texturas de cada uno.

Adicionalmente, nuestra técnica requiere menor cantidad de materias grasa en su preparación por lo que resulta en un menor grado de aporte calórico.

Excelente calidad

La cocción al vacío permite reproducir platos tradicionales que realizaban nuestras abuelas con cocciones largas y a fuego lento, pero con materiales modernos y sin que el aire provoque oxidación alguna, logrando así una calidad superior a la que se obtiene mediante la cocina tradicional.

Larga y mejor conservación

Una de las grandes ventajas de este sistema de cocción, es que reduce la contaminación bacteriana y por lo tanto, alarga la duración de los alimentos en perfectas condiciones, sin añadir conservantes y sin necesidad de congelarlos. Tan sólo se necesita una nevera para su conservación por varios dias (hasta 30 días a 4°C).

La producción bajo estrictas normas de seguridad e higiene, el envasado al vacío y su posterior pasteurización, garantizan la inocuidad de los alimentos.

Fácil, rápido y versátil

Los productos se encuentran listos para su uso, fáciles de calentar y servir (¡sin ensuciar!). Ofrecemos un menu muy amplio y variado con platos principales, acompañamientos, sopas y opciones vegetarianas, todos ellos caseros y artesanales y se pueden usar en diferentes y variadas preparaciones.